La princesa Leonor y la infanta Sofía asisten con sus padres al bautismo del submarino Isaac Peral

EN EL ASTILLERO MURCIANO DE NAVANTIA

La princesa Leonor y la infanta Sofía asisten con los Reyes al bautismo del submarino Isaac Peral en Cartagena

Tras la puesta a flote, la nave comenzará a hacer pruebas en el puerto y en mar abierto

por Belén Nava M

Cuatro meses después de acudir a un acto en compañía de sus padres, la princesa Leonor y la infanta Sofía vuelven a formar parte de la agenda de la Casa Real. Este jueves han acompañado a los Reyes hasta Cartagena (Murcia) para estar presentes en la ceremonia de puesta a flote del submarino S-81 Isaac Peral, el primero de una serie de cuatro buques que entrarán en servicio en la Armada española a lo largo de los próximos años. De este modo, la Familia Real ha visitado las instalaciones del astillero murciano de Navantia (tiene también sedes en otras ciudades de la geografía española) para formar parte de este 'bautismo' en el que tanto el jefe de Estado como la princesa de Asturias, con nuevo corte de pelo, han tenido un papel destacado.  

VER GALERÍA

VER GALERÍA

PULSA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA COMPLETA

Tras su llegada, el rey Felipe, la reina Letizia, la Princesa y la Infanta han saludado a los embajadores en España de Marruecos, India, Grecia, Australia y Canadá así como a las diferentes autoridades que participan: la ministra de Defensa, Margarita Robles; el presidente de Murcia, Fernando López Miras; la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Teodoro López Calderón; el jefe de la Armada, almirante Antonio Martorrell o Manuel Muñiz, secretario de Estado de la España Global, entre otros. Han descubierto una placa conmemorativa situada en el exterior del edificio, donde han posado acompañados de veinte trabajadores de Navantia que han participado a lo largo de estos años en las diferentes fases de la construcción del Isaac Peral, "un reto tecnológico hecho realidad". Además, en el interior de estas oficinas, en las que han hecho un recorrido para conocer su funcionamiento y su rutina, han recibido más datos del submarino gracias a una visita virtual y a la proyección de un vídeo explicativo.  

-El estiloso look de Leonor con un minivestido 'puffy' de Zara y abrigo de su madre

-El 'déjà vu' de la Reina con el vestido misterioso que cede protagonismo a sus hijas

Loading the player...

 

El momento más destacado

Ya en el muelle del astillero, situados en una carpa exterior en la que las sillas se encontraban separadas por la distancia de seguridad, los Reyes, la Princesa y la Infanta han asistido a una ceremonia presentada por la periodista Elvira Bernabéu en la que han tomado la palabra autoridades como la ministra de Defensa, el presidente de Navantia o el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada. "La puesta a flote de un buque es una de las ocasiones de mayor alegría para la Armada. Es un día de agradecimiento y reconocimiento", ha indicado este último. Tras las intervenciones se ha proyectado un vídeo sobre el centenario de la puesta a flote del primer submarino y también uno que pone la vista en el futuro ya que muestra, gracias a al realidad virtual, al S81 ya navegando.

VER GALERÍA

Después de la bendición del buque por parte del ordinario castrense de España, que ha seguido la fórmula tradicional de la Armada Española, se ha producido el momento más esperado de toda la jornada. Don Felipe ha acompañado a la princesa Leonor hasta unas escaleras que conducían al submarino, donde la Princesa ha cortado la cinta, inaugurando así este navío que se pone a flote tras años de trabajo. Junto a esta nave se han fotografiado los Reyes y sus hijas, quienes se han mostrado en todo momento muy cómplices con doña Letizia. Además, una vez finalizado el acto, los cuatro han tenido la oportunidad de conversar de manera distendida con algunos miembros de la Marina.

VER GALERÍA

La ceremonia de puesta a flote del Isaac Peral (recibe su nombre del militar de Cartagena que inventó en 1888 el primer submarino propulsado con baterías) se trata de un hecho muy esperado puesto que supone el inicio de una nueva etapa. Este buque diseñado y construido en España, de aproximadamente 3.000 toneladas, 80,8 metros de eslora y equipado con innovadoras tecnologías en su interior que le permiten, por ejemplo, estar dos semanas bajo el agua, comenzará a partir de ahora a hacer pruebas en el puerto y en mar abierto para ser entregado en 2023 a la Armada, que hasta el momento solo cuenta con dos submarinos llamados Galerna y Tramontana. Además, en los años sucesivos se irán incorporando otros navíos como el S-82 Narciso Monturiol (en 2024), el S-83 Cosme García (en 2026) y el S-84 Mateo García de los Reyes (en 2028).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie