portada-huevo-adobe

Cómo pelar un huevo duro y que quede perfecto

Puede parecer fácil, pero tiene su técnica. A veces el proceso de pelar un huevo cocido se nos resiste. Para que no te ocurra te explicamos cómo hacerlo de la manera más sencilla

por Susana Baticón

Aunque es de las cosas más sencillas que hay, muchas veces pelar un huevo cocido se nos resiste, se nos rompe la cáscara, llenamos todo de trocitos -incluso se pueden quedar pegados a nuestras uñas-, se nos descascarilla, corremos el peligro de que algunos de esos restos vayan al plato y el resultado, que puede quedar francamente poco estético, depende mucho de la cocción pero no solamente. Toma buena nota de nuestras recomendaciones y nunca más tendrás este problema con este ingrediente tan saludable, nutritivo y versátil.

1.- Los huevos frescos se pelan peor

Aunque te parezca extraño es así. Y así nos lo cuentan desde la empresa gallega Pazo de Vilane, especializada en huevos camperos de gallinas criadas en libertad con la alimentación más natural: "a medida que transcurren los días tras la puesta, la membrana de la cáscara que protege el huevo va separándose poco a poco de la clara y esto facilita que puedan pelarse mejor que cuando están totalmente frescos. Así que, si cueces huevos y te cuesta pelarlos, no pienses que hay algo malo en ellos, sólo tendrás que armarte de paciencia".

2.- Cuece de forma correcta los huevos

Uno de los aspectos para que la cáscara se desprenda fácilmente sin dejar ningún resto es cocer de forma adecuada el huevo y para ello, lo recomendable es hacerlo con el producto al poco tiempo de sacarlo de la nevera -no a temperatura ambiente-, y echarlo directamente en el agua, no fría sino a temperatura ambiente, ya hirviendo y no antes. Déjalos entre 12 y 14 minutos.

Saber más: de 12 a 14 minutos de cocción y ¡huevos duros para comerlos de 10 maneras distintas!

3.- Mueve los huevos durante la cocción

Si cueces varios huevos a la vez y quieres evitar que se mantengan en perfecto estado tanto por dentro como por fuera, una buena recomendación es mover el cazo donde hierven con movimientos circulares provocando que choquen ligeramente entre sí y se agrieten ligeramente.

4.- Escurre los huevos y pásalos por agua fría

Otro truco que te ayudará a pelar los huevos duros, es, una vez que hayan cocido, escúrrelos y pásalos por agua fría e incluso por unos cubitos de hielo. Jorge Camacho, de Cobardes y Gallinas -empresa dedicada a producir huevos de gallinas criadas en verdadera libertad y con la mejor alimentación-, nos comenta que "esto hará que, por la diferencia repentina de calor, el huevo se comprima al enfriarse, y se genere una capa de aire entre la cascara y el huevo que nos permitirá pelarlo mejor".

5.- Dales pequeños golpecitos

Da pequeños y suaves golpecitos a los huevos contra los lados y el fondo de la olla para provocar algunas grietas más en la cáscara. Esto ayudará a que se desprenda con mayor facilidad cuando los pelemos. Hay quien también aconseja rodar el huevo duro hacia delante y hacia atrás sobre una superficie dura para pelarlo de una forma limpia.

6.- Pela los huevos de esta forma

Para pelarlos comienza por el extremo más ancho del huevo, que contiene una cámara de aire -"ayúdate dándole un toque con una cuchara en la parte inferior del huevo", nos corrobora Jorge- Retira con cuidado los fragmentos de la cáscara mientras giras el huevo en la mano. Verás cómo se desprende casi entera y de una sola vez. Pásalos por el chorro de agua fría para eliminar cualquier posible resto. Y ya tendrás listos unos huevos cocidos perfectamente pelados para usar en recetas de todo tipo, como por ejemplo ensaladas, guisos, todo tipos de guarniciones, salpicones, huevos rellenos, etc.

Saber más: 20 recetas fáciles con huevo listas en menos de 25 minutos

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie