Cómo hacer crema catalana

Todas las claves para preparar una crema catalana perfecta

Es de los postres más populares del recetario español. De origen catalán, sus ingredientes básicos con leche, huevos y azúcar. Te desvelamos la receta infalible de la mejor crema catalana

por Susana Baticón

Quizás la conozcas también como crema quemada y eso es porque se termina con una capa de azúcar tostada, que es una de sus características más diferenciadoras respecto a otros postres con algunas similutes.

La crema catalana es típica de Cataluña, se consumía sobre todo el día de San José, 19 de marzo, pero hoy se ha popularizado en todo el país y se suele ver en las cartas de numerosos restaurantes. ¿No te apetece aprender a hacerla en casa -si es que no sabes hacerla ya-? Nosotros te desvelamos las claves de la receta que nunca falla.

¿Cuál es el origen de la crema catalana?

Ya aparece en libros de cocina catalana más populares de los siglos XIV y XV. Y cuenta la leyenda que el origen de la crema catalana responde en realidad a un ‘error’ o, cuando menos, una casualidad. Nos ponemos en situación: un convento de monjas en el que esperan la llegada de un obispo. Las monjas acuerdan preparar un flan para agasajarle pero éste no se cuece correctamente y queda muy líquido. Para no hacer esperar al obispo sirven el ‘pseudo’ flan, de forma improvisada, con un caramelo por encima. Sin embargo, pese a lo que parece un error o una solución de emergencia, el ‘nuevo postre’ parece entusiasmar a tan noble invitado.

¿En qué se diferencia la crema catalana de la créme brûlée y de las natillas?

Aunque las 3 son bastante similares -se hacen con huevo, azúcar y leche o nata-, cada uno tiene una peculiaridad distinta.

Empezamos por las natillas que, aunque llevan ingredientes muy parecidos a los de la crema catalana, tienen una textura menos densa -porque llevan menos cantidad de almidón- y no se terminan con el azúcar quemada, que aporta un toque crujiente.

La crème brûlée es muy parecida a la crema catalana, pues ambas se terminan con esa capa de azúcar crujiente. Sin embargo la primera se aromatiza con vainilla -y en ocasiones, con algún licor- mientras que a la leche de la segunda se añade piel de limón -a veces también de naranja- y canela en rama. En la créme brûlée se suele emplear nata en lugar de leche.

Las natillas y la crema catalana se cocinan en el fuego y la créme brûlée se termina en el horno, al baño maría.

¿Cuáles son los ingredientes de la crema catalana?

Yemas de huevo, azúcar, harina de trigo o de maíz, leche, canela y piel de limón son los elementos con los que se elabora la crema catalana. El proceso es sencillo porque, primero se aromatiza en el fuego la leche con la canela y la piel de limón y luego se añaden las yemas batidas con el azúcar y la harina elegida; se remueve a fuego medio hasta que espese y se forme una crema, se deja enfriar, se añade azúcar por encima y se quema con soplete.

Para que veas bien cómo es el proceso y qué cantidades necesitas de cada ingrediente, hemos preparado el siguiente vídeo con la receta definitiva de crema catalana. ¡Dale al play!

Vídeo receta: Cómo hacer crema catalana paso a paso

VER RECETA

La crema catalana, sin quemar, también se emplea como relleno de diferentes pasteles: cocas, ensaimadas, torteles, etc. Y cuando se sirve caramelizada, como postre, suele hacerse en cazuelitas individuales de barra, se les espolvorea el azúcar y que quema con una plancha de hierro muy caliente o con un soplete.

Paso a paso: crema catalana helada

Queremos terminar con una versión helada de este postre, que es ideal para tomar sobre todo en verano, aunque a nosotros nos gusta comerla durante todo el año.

VER RECETA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie